Kula no GO

Al final resultó que no me había vuelto el hipertiroidismo, sino que tengo ansiedad. Lo cual es una putada, porque nunca la había tenido hasta ahora, y los síntomas son muy parecidos a los que sufría con el tiroides. El médico me ha recetado diazepan, y a parte de eso, me ha recomendado que me distraiga todo lo que pueda, que salga, que haga cosas que me gusten, que haga mis hobbies, e incluso que vaya al gimnasio si es necesario y quiero.

Así que ahora mismo he empezado a jugar al GO. El GO es el más viejo y uno de los más populares juegos de mesa estratégicos del mundo. Se ha jugado por todo oriente durante miles de años. Sólo en Japón, 10,000,000 personas juegan al GO y cerca de 400 profesionales viven enseñando este juego y compitiendo en torneos que ofrecen millones de euros en premio.

Para empezar me he comprado todo lo que podéis apreciar en la foto de arriba: un tablero básico para empezar a jugar (por un lado es de 9×9 y por el otro lado, el que se muestra en la foto, es de 13×13. El tamaño normal de un tablero en el que se juegan los torneos es de 19×19), fichas negras y blancas de plástico y dos libros en inglés: “GO A complete introduction to the game” de Cho Chikun, en el cual te explican todo lo básico que necesitas para aprender a jugar, y “Graded GO problems for beginners” Volume One de Kano Yoshinori, en el cual tienes los primeros ejercicios básicos para ir prácticando.

el motivo por el cual haya empezado a jugar al GO se debe a que hace poco me vi la serie de Hikari no Go, y entonces recordé las jornadas de Logroño en las cuales mis amigas me enseñaron un poco a jugar, y recordé que me había gustado mucho y me había parecido muy interesante, así que, ¿por qué no? Siempre he querido aprender a jugar correctamente un juego de tablero tipo ajedrez, damas o como este: el GO. Y de todos, es el que más atractivo me ha presentado.

Sólo he estado estudiando durante una semana por mi cuenta, pero creo que he aprendido lo básico para poder empezar a jugar. Desde luego en los libros no puedes sacar todo, y necesitas de alguien que te aconseje y te explique mejor las cosas. Aquí en Barcelona hay un Club de GO, y la verdad es que me gustaría mucho preguntar sobre él y apuntarme.

Al principio jugué unas partidas con Alex (que él hace un par de años sabía jugar), y era frustrante ver como me machacaba… cinco derrotas seguidas. Estaba superofuscada y deprimida, y con ganas de llorar. Unos días después volví a jugar con él, y de las dos o tres partidas que hicimos, todas las gané yo. Ninguno de los dos sabemos jugar bien, pero ver que al menos había comprendido un poco mejor el GO y había avanzado me había hecho sentir feliz de alguna manera. 😀

Kula.

Pon un peluche en tu vida


Este es un post muy tonto que hacía tiempo que quería poner: mi colección de peluches. O al menos una parte de mi colección, la cual no está relacionada con el manga/videojuegos, y que tienen nombre.

Para muchos puede parecer un post bastante estúpido, pero estos peluches han ido formando poco a poco parte de mi vida, ya sea porque me los he comprado yo, porque me los ha regalado mi novio porque le ha dado la gana, o por alguna ocasión especial.

A continuación iré colocándolos con su respectivo nombre, así de la historia de como llegaron a mi casa, en caso de que me acuerde de ello. Sino, tendréis que conformaros simplemente con la foto, jejeje.

Empezaremos en orden aproximada de adquisición. Uno de los primeros en tener fue Tortuguin. Esta tortuga tan graciosa fue adquirida en el parque temático de Terra Mítica en Benidorm. El parque en sí no vale gran cosa, y las mejores atracciones y las más divertidas son las de agua. Pero al menos nos llevamos un grato recuerdo 😀

Sigue leyendo

Barcelona Blanca

Hay muchas cosas que quise contar en su momento y que no hice, así que iré actualizando una serie de posts que irán contando todo lo que me ha ido pasando durante todos estos días. (O al menos lo intentaré, jejeje)

Para empezar, aunque ya sé que llego muy tarde, quiero comentar el día que nevó en Barcelona. Duró my poco, tan sólo un día, y ni eso, más bien una tarde, y  sé que a causa de la nieve hubieron bastante cortes de servicio y que afectaron a algunas personas. Pero no pude más que sentirme como una niña pequeña que ve por primera vez la nieve. Y es que nunca había estado en una ciudad mientras nevaba. Sé que lo de Barcelona fue algo extraordinario (ya avisaron que nevaría a nivel del mar, pero no podía imaginarme que fuera a nevar en Barcelona :D)

En un principio tan sólo caía como si fuera un poquito de aguanieve, pero conforme avanzaba el día, esta iba haciéndose más consistente, hasta que cuando llegó principios de la tarde, paso tan tranquila por el comedor, de camino a la cocina, y Alex me dice:

“¿Has visto eso?” Y me señala la ventana. Creo que no tengo palabras para describir la cara de sorpresa y entusiasmo que puse en ese momento. Ya os digo, como una chiquilla pequeña. El caso es que tenía que salir para ir a la revisión del médico, y de paso nos acercamos al centro comercial de Gran Via 2 para recoger un par de juegos que teníamos reservados en el Game. Así que aproveché durante el camino para formar tanta bola de nieve como pude, y pisotear/patear tanta nieve/hielo como me fue posible.

Sé que fue un engorro para mucha gente, y que incluso en Girona fue un caos terrible a causa de las torres de electricidad. Pero como ya he dicho, no pude más que sentirme contenta e ilusionada ese día.